El hijueputismo periodístico

Foto: INFAME Magazine; Fotógrafo: Simón Pais Thomas; Productora: Flavia Gonçalves, Ropa: Claudio Mansilla; Maquillaje: Verónica Monaco; Modelos: Bianca Hassler / Catalina Silva

Sí. La palabra “hijueputismo” no existe, ya lo sé, pero es que por mucho que revolví el diccionario no encontré ninguna otra que expresara por sí sola la falta de ética implícita en la descripción exacta que hizo el diario El Tiempo, en su nota del pasado viernes 8 de octubre titulada «Cómo escoger a su empleada doméstica», publicada en la sección «Vida de hoy».

Sí, así como nos recomiendan la mejor marca de portátil, o qué detalles tener en cuenta a la hora de comprar un Blackberry, o con qué coquetería se deben escoger los mejores juegos de carteras y zapatos, también nos dicen, sin ningún pudor, «cómo escoger empleada doméstica». Ya ustedes lo saben y la nota del diario nos lo dice claramente: hay que ahorrar tiempo, dinero y dolores de cabeza.

Leí dos veces la nota para convencerme de que eso es así, de que existe un diario que  recomienda cosas como la siguiente:

5. Haga una visita domiciliaria al sitio de residencia de la candidata, para ver su entorno familiar y social.

O esto:

Si no soporta una empleada  que vaya ni siquiera por días, opte por una ‘express’, que irá a su casa solamente el día y la hora en que la necesite.

Aunque la verdad es que no sé de qué me sorprendo. Si lo pienso fríamente, Colombia es tierra fértil para todo tipo de prácticas. Ya sabía que el pueblo se esmera, por ejemplo, en las de la indolencia y el chauvinismo. Sin embargo, todavía no me desayunaba con que la prensa practicara el hijueputismo tan abiertamente. Hacía muchos años que yo sólo entraba a la página de El Tiempo para leer a dos columnistas que me parecen de lo mejor que hay en Colombia: Daniel Samper  Pizano y Ricardo Silva Romero. Hace muchos años que es un secreto a voces que podemos esperar cualquier cosa de un diario como El Tiempo – tramposo y amañado –, menos periodismo decente. Y, aún sabiendo todo eso, ese artículo me produjo profundo asco.

Insisto, no debería sorprenderme a estas alturas. Pensémoslo, Colombia es un país con ilustres hijos-de-puta: guerrilleros, paramilitares, narcotraficantes, lagartos, políticos lagartos (valga la redundancia) y, por supuesto, periodistas. Es decir, pateas una piedrita y te saltan como veinte de estos ilustres de los que hablo. Entonces concluyo, no sin cierta vergüenza, que todo este artículo mío es puro pataleo, porque no debería estar tan sorprendida  y asqueada con un artículo que nos recomienda la mejor forma de escoger empleada doméstica, y que, de pasadita, enumera aspectos legales como que las empleadas internas tienen jornada laboral de 10 horas diarias, es decir, 50 a 60 horas semanales  aproximadamente (si contamos el sábado), mientras que la jornada laboral legal en Chile es de nada más que 45 horas semanales.

No sé para qué me molesto tanto, si al final todos terminamos curándonos de espantos a tiempo y entendemos cosas como que nuestra política es un circo, que este país no tiene asidero y que el hijueputismo periodístico tan sólo requiere de El Tiempo necesario para ejercerlo.

  • Laura eres una Chibcha y Negra!!! pretendiendo ser Chilena que absurda eres!!!
    La entrevista por la radio fue absolutamente estúpida!!! ridícula por demás !!!

    Te pasa lo que a muchos Colombianos pusilánimes que pretenden borrar su gran pecado de ser Colombiano pretendiendo ser Gringos y/o Chilenos y/o Alemanes Etc pensando que de esta manea son diferentes que pendejos !!!

    La cultura del avivato muy promovida en Colombi para buscar protagonismo!!

    Laura tu y muchos estupidos Colombianos dan lástima!!!

  • jota
  • jota

    Mira esto!
    Radical la diferencia entre El Tiempo y todo lo demás.

    http://www.semana.com/noticias-opinion-on-line/cuarto-muchacha/115784.aspx

  • Buena reflexión.

  • Melina
  • Jorge

    Ya había leído el artículo, y aunque en general me pareció desagradable no lo encontré tan infame.

    En cuanto a los dos puntos que resalta la blogger, el de la visita domiciliaria no lo encuentro tan abusivo, ya que en muchas entrevistas laborales de las empresas lo hacen con sus posibles empleados. Lo he visto para cargos de ingeniero, de guarda de seguridad, etc. Obviamente, para un cargo de gerente no hacen algo así, pero eso mostraría nuestro elitismo, que no aplica únicamente para las empleadas domésticas.

    En cuanto a lo de la empleada express, ¿cuál es el problema con esa recomendación? Tal vez en el uso de la frase “si no soporta”, pero yo no veo nada reprobable en pagarle a una señora para que haga aseo una mañana cada quince días, o algo así. Eso es lo que hacemos acá en el apartamento.

    No sé, esperaba más de esta crítica. Y aclaro, yo soy de los primeros que critica a Colombia y a periódicos como El Tiempo, pero no todo es blanco o negro.

  • Me pareció muy blandita la crítica, muy repetitiva. Esperaba mucho màs de este artículo.

  • Ricardo

    Los periodistas sufren de equilibrismo, no pueden mencionar las andanzas de unos hijueputas, como el que escrbió el artículo el EL Tiempo, sin patear las piedritas de otros, para equilibrar. Les da temor comprometerse individualmente con una afirmación sin cubrirse con la opinión pública

  • Pues me parece muy pertinente la crítica. Precisamente ante tanta indolencia es bueno que de vez en cuando alguien diga “oiga, eso es como feo, ¿no?” para que algunos al menos nos cuestionemos.

  • Me gustó mucho este artículo, en especial, la franqueza. Me alegra leer que hay muchos que no están cegados, que leen, que piensan por sí mismos, analizan y no se dejan meter los dedos en la boca ni manipular por El Tiempo, RCN, etc.
    Genial!