La elección del Vasco


Patxi López, lehendakari y quien aspira a ser reelegido

Preguntarse qué pasará en unas elecciones como las venezolanas es casi tan absurdo como indagar sobre por qué un hombre de 14 años no sale de su habitación y navega en Internet hasta la madrugada. Más interesante es hablar sobre elecciones como las que se celebrarán el próximo 21 de octubre en el País Vasco.

Lo primero que llama la atención del llamado a las parlamentarias vascas es que son las primeras que se celebrarán después del cese de actividades de ETA – hace ya más de un año –  y que además se llevarán a cabo antes de lo previsto.

Fue en agosto de este año cuando el lehendakari, presidente del gobierno vasco (http://es.wikipedia.org/wiki/Lendakari), anunció que se llevarían a cabo las elecciones antes de tiempo. La noticia, según indican algunos medios españoles, no tomó por sorpresa a casi nadie, más que a algunos socialistas que esperaban prolongar su tiempo en el Parlamento. El porqué del adelanto: el escenario económico.

El aspecto, el monetario, es el que marcará en gran medida las elecciones parlamentarias de este año; pues si bien es cierto que se trata de una comunidad independiente, no es ajena a la situación económica española. Es tan imponente este punto de la agenda, que fue el que marcó el primer día de campañas de los partidos aspirantes a ocupar alguno de los 75 escaños de la Cámara de Vitoria.

Además del escenario económico, marca la parada la visión soberanista. Cada uno de los dos partidos punteros en las encuestas tiene una postura diferente sobre el tema. Íñigo Urkullu, presidente del Euzkadi Buru Batzar del Partido Nacionalista Vasco, se presenta con un discurso soberanista, con el horizonte puesto en un nuevo estatus político para el País Vasco en el 2015. Por su parte, Patxi López, actual lehendakari, tratará de evitar que se forme un frente soberanista. En pocas palabras, en las elecciones se juega el futuro del territorio: nación independiente o no.

A pesar de la complejidad y de lo casi impredecible, los titulares electorales no traspasan las fronteras locales y españolas. ¿Quiere unas elecciones realmente emocionantes? No se pierda la elección del Vasco.