Libro 3: “Más allá de Poblinsburgo”. Capítulo 1: “Rastro”.

 

Las huellas no eran fáciles de seguir en el espeso bosque; el rastro de la bestia empezaba a enfriarse. Aun así los tres cazadores no flaqueaban en su determinación por encontrarla, la sed de venganza les daba un impulso arrasador y no se detendrían hasta atrapar de nuevo al monstruo. Los dos hermanos y la muchacha habían unido sus fuerzas al enterarse de que el gran lobo había regresado. Todos habían perdido un ser querido en las fauces de la bestia, que regresaba para continuar aterrorizando en las Tierras de las Fábulas. Ahora lo seguían con la única intención de hacer pagar al lobo todos sus crímenes del pasado.

Pero ellos también eran seguidos por otro cazador, que venía de una tierra lejana y que también buscaba al gran lobo.

  • Martta

    gracias Po, por traerlos nuevamente, hacían falta los Poblins