Trasnocho

Me queda un silencio,
lo decidí callar:
mi recuerdo de ti.

Me dejaste la coraza
los recuerdos
unas nubes de cuando yo ya no te amaba cerca
todos los rastros de tu piel
ropas regadas
los pianos con bigotes manchados
hola como estas
caminar
ver las cosas haciendo silencio
miradas tan de cerca y directas
reflejando como el cuerpo se mueve
inspiraciones
descubrimientos a carcajadas
noches en el patio, diciendo
el techo está bien alto
mucho dormir
y hablar hasta tarde.

Me queda un silencio,
lo decidí callar:
mi recuerdo de ti.

  • xJoseIx

    Excelente. Quisiera seguir leyendo cosas así 😉 Me gusta mucho el hecho de recurrir a experiencias personales. Sigo pensando que los “demonios” internos son una cosa complicada de eliminar. Saludos.

  • Alejandro Cáceres

    Muy interesante como salta el abogado interno, y las preguntas que se hace, las mismas parecen no tener una respuesta obvia y el derecho tampoco parece preocupado por contestarlas. Creo que la mezcla de las dos experiencias es difícil de seguir y hay dos entradas en una. Muy emocianante de leer!

  • zina

    muy bonito este texto, que entre otros muestra puntos invisibles para la mayoría de la gente, como las relaciones entre placer y opresión, la autonomía sexual y la ciudadanía. Felicitaciones, además está muy bien escrito, es muy sincero, provocador y agradable de leer hasta el final!

  • Lucho P.

    Brutal! está muy teso.

  • Tak Combative

    Me encanta, sobre todo porque toca temas que muchos no se atreven a tocar. Creo que el recurso a las anécdotas de vida es clave, porque permite hacer un análisis desde un conocimiento situado, un lugar claro de enunciación y una conexión con la micropolítica. Puede que genere incomodidad, pero eso me parece también una prueba de lo conservadores que somos. Felicitaciones a Matías por este espacio.

  • Spulku

    Malísimo, malísimo este blog y sobre todo esta entrada en especial. Demasiado preocupado por llamar la atención.