Decálogo del noticiero del medio día

A raíz de nuestra disciplina a la hora de seguir los noticieros del medio día, emitidos por los canales Caracol y RCN, decidimos, junto con mi gran amigo Daniel Clavijo, hacer una caracterización de tan bellos espectáculos (dizque) informativos. A continuación, nuestras observaciones, que bien podrían servir como recomendaciones para cualquier aventurero que quisiera competirle esta franja a los colosos.

– Las noticias deben ser comentadas: las de la franja principal, mediante gestos, contundentes calificativos o guiños de los presentadores (“qué tal…”, “increíble”, “el colmo”). En la franja de entretenimiento las notas deben ser merecedoras de extensos y profundos análisis por parte de las presentadoras de la sección. A su vez, este epílogo
del noticiero debe caracterizarse por ser un espacio de autoadulación y promoción de las producciones del canal.

– La información debe jerarquizarse de lo particular a lo general: es necesario arrancar con problemas de hogar que solo le importan a la familia afectada; posteriormente continuar con los problemas de barrio que solo le importan a la cuadra afectada; y así ir pasando a localidad, municipio, región, hasta dejar un mínimo espacio para la noticia de alcance nacional o internacional.

– En lugar de destinar recursos para algún corresponsal serio que cubra más que bodas reales o conciertos de Shakira o Juanes en el exterior (porque, ¿eso para qué?), la sección internacional debe centrarse en conseguir el video más curioso del día en Youtube: un bebé que baja rápido las escaleras o un gato que adopta a un periquito.

– Para captar la atención del ciudadano de a pie, es menester hacer una sección cuyo protagonista sea un reportero con horario de celador (ver: el patrullero de la noche de noticias RCN) que se encargue de transmitir noticias intrascendentes para el interés general: alguna riña callejera o accidente de tránsito; imágenes que llamen la atención del espectador a partir del morbo: tomas de sangre en el pavimento, heridos inmovilizados, borrachos, taxistas enfurecidos o prostitutas y travestis que se quejan
porque la policía no los deja trabajar. Además, el mencionado periodista debe arrancar la presentación de la noticia fuera del encuadre mientras camina “misteriosamente” hacia la cámara pretendiendo simular la narración de la época dorada de la crónica roja (sin importar lo trillado del recurso y que parezca, más bien, un señor haciendo el ridículo).

– Inventar espacios “democráticos” en los cuales el espectador elija las noticias (ver: Usted elige, también de Noticias RCN) así estas sean repetidas. Por cuestiones de ausencia de material, posteriormente se pueden emitir las notas descartadas (tranquilo: el espectador no lo notará).

– Inventar una sección dedicada a los quehaceres del hogar en la cual se brinden consejos para solucionar dilemas domésticos. No está de más decir que es la “sección favorita de los hogares” (no importa que no lo sea: siempre será más importante aparentar que ser).

– En los destacados que abren el noticiero debe haber, como mínimo, un tiro, un llanto, un escándalo en el vecindario o un abrazo emotivo (con lágrimas, mejor).

– Cada destacado debe empezar con un “INCREÍBLE…”, “ESCANDALOSO…”, “QUÉ DESCARO…, o “NUNCA ANTES VISTO” (por ejemplo: “INCREÍBLE: una mujer mandó matar a su marido por 50.000 pesos y pidió vueltas porque no murió al instante”).

– En lo posible, conseguir una nota “trascendental” para la vida de los colombianos para abrir con un EXTRA (es irrelevante si el EXTRA es realmente un EXTRA).

– Para hacer la transición hacia los deportes, el/la presentador/a debe hacer un comentario amigable al presentador deportivo. En lo posible, tratar de finalizar la charla con una bromilla de buen gusto.

Aunque lo anterior parece un chiste (que, en realidad, produce una profunda tristeza),estas características definen nuestro día a día entre las 12.30 y la 1.45. Como si quienes quisiéramos enterarnos de la realidad informativa estuviéramos condenados a ver, en formato audiovisual, la edición del día de El Espacio, debemos conformarnos con las opciones que nos ofrecen estos dos canales. Cualquier persona que lo viera, ajena a nuestra cotidianidad, pensaría que lo están tomando del pelo. Pensaría que se trata de un país muy poco serio. A lo que tendríamos que responderle, “Sí: te están tomando del pelo”; y “sí: este país no es serio”.

  • Margarita

    Buena columna, Lucas.
    Entre lo como dicen lo que van a decir y lo poco que dicen finalmente…entra uno y sale mas perdido que antes.

  • Revolucho

    Certeros! También hay una parte del personal de dichos noticieros dedicado a hacer segmentos temáticos, es decir, tandas o paquetes de notas amarillistas por tema; “Martes, nos vamos a dar garrote con niños asesinados en circunstancias misteriosas”, y pasan cinco notas sobre varios casos, miércoles, violencia intrafamiliar, el caso de 4 familias en una localidad u otra, , mañana una hilera de desastres naturales y el viernes, accidentes de tránsito. Es como un “greatest hits” del sensacionalismo.

  • Jorge E.

    Descripción muy certera del performance informativo. Cuando los presentadores se las den de actores o bromistas la realidad se vuelve vergonzante.

  • P.D. abonenle que la mujer que esta en la entrada (foto) se paso a un noticiero (noticias uno) que intenta ser mas serio e independiente.

  • Internet parece que va despacio, pero va, un dia pronto esos canales seran solamente un mal recuerdo solo seran unos banners guisos en internet.

  • ayer no mas dijeron, que colombia tenia los segundos salarios + altos en latinoamerica en los titulares y en el noticiero esa noticia extendida fue:
    “Colombia tiene los segundos salarios de directivos + altos de america latina”

    Sin duda estos canales son una burla descarada

  • Buena parte de la juventud de hoy no ve esos canales prefieren toda la vida internet