Una Colombia sin ti. Carta a Jaime Garzón

Escucha nuestro podcast aquí: http://revistahojablanca.podomatic.com/entry/2013-08-06T22_03_48-07_00

Tomado de www.seloexplicoconplastilina.blogspot.com
Tomado de www.seloexplicoconplastilina.blogspot.com

Jaime, hoy lamento decirte que no hay muchas cosas que sean diferentes a parte de tu desoladora ausencia. Los problemas en Colombia eran más llevaderos con tu crítica política que paradójicamente nos hacía reír.
Colombia ya no tiene humor, ya no se ríe de sus contrariedades. Esa alegría te la llevaste tú. Ahora estamos inundados de un sin fin de carruseles, corrupción y reformas. ¿Cómo habrías tomado todo esto?
En definitiva y por desgracia de este país que se dedica a vivir el presente en un estado cíclico, olvidando su pasado y a todos los que algún día han luchado por una grande y maravillosa Colombia, te cuento que nadie ha podido hasta ahora ni siquiera parecerse un poco a ti.
Cada nueva generación que se entera que algún día existió un hombre soñador y con el coraje de decirle en la cara a Colombia lo que no andaba del todo bien, se ha encargado en gran medida de mantener tu memoria en este país de alzheimer.
“Los Colombianos recuerdan que estaban haciendo en el momento en que mataron a Jaime Garzón” dice su hermana, así como ella también recuerda con nostalgia contenida esa trágica madrugada del viernes 13 de Agosto de 1999.
Ahora es más que triste, melancólico y desgarrador no poder escuchar tu voz más que en algunos viejos videos y entrevistas, saber que aún podrías estar aquí, compartiendo cada suceso político y explicándolo para que nosotros, el pueblo de tu amada Colombia, no fuera engañada todo el tiempo. Sin embargo, no es así, nos arrebataron tu risa, tu sinceridad, nos arrebataron una parte irreparable en el alma del país.

Jaime Garzón en plastilina. Tomado de www.seloexplicoconplastilina.blogspot.com
Y más allá del “país de mierda” pronunciado por Cesar Augusto Londoño o el sin número de personas que llegaron a despedirte a la plaza de Bolívar, es necesario preguntarnos: ¿Qué estamos haciendo para que las cosas cambien?

Hoy, como seguidora fiel no solo de tu voz ya extinta sino de las ideas que dejaste en mi conciencia, como amante de esta patria de injusticias e impunidad, de la patria de la que, al igual que tú, estoy enamorada, te doy las gracias por el legado que dejaste en este mundo. Gracias por la motivación que heredaste para pensar, saber y asegurar que el cambio puede ser posible.

Jaime, sé que aún falta camino por recorrer. Sin embargo, también sé que mientras existan personas que recorran ese camino con tu nombre como insignia, el país con el que tanto soñamos será más seguro. Con tu partida el dolor no ha disminuido y tendremos que conformarnos con una Colombia sin Jaime Garzón en carne y hueso, pero sí con su legado.

  • Luis Emilio Morales

    necesitamos mas personas como Jaime Garzon en este pais