Encuentro-desencuentro, Dominicana, Argentina

Desde la segunda vez que te vi, esperándome en la puerta del ascensor, tan lindo, saliendo a otro país casi a una cita a ciegas, la única referencia un beso hermoso, entre charlas, armonía, sexo, placer y Valparaíso. Ahí pasamos unos días deliciosos.

El miedo de relacionarse más profundo con alguien cuando uno esta en todos lados, y a la vez no esta en ningún lado, el miedo a extrañar, a sufrir, a encontrarse y desencontrarse.

Una vez más el miedo a decir que la vida es con VIH, y para compartirla conmigo tenemos que hablar de algunas cosas, ¿lo digo antes de ir a Chile? ¿lo digo después cuando llego? No y sí. Cuando llego resulta que no quiere saber nada, mejor lo digo por teléfono antes de salir, y así fue. Recomendé ver el Pasión por la vida, y alguna otra cosa que ande por ahí mía en internet, y al rato recibí un llamado telefónico,  si José no quiere estar conmigo porque vivo con VIH, José se lo pierde. El dijo: sentí que me estabas hablando a mí. Y yo no me lo quiero perder, quiero conocerte.

Reencuentro en Los Ángeles en el marco del festival Coachella. Besos, abrazos, y… ¿donde estamos yendo?, espera, ¿no querías venir al mar? Santa Mónica, el mar enfrente mío, muero de amor, yo sentía que el amor estaba cerca.

Reencuentro en New York, y ahora su casa, su hábitat, las cosas que el quería mostrarme, su familia, sus sobrinos, Alejandro, él vive en NY, que complicado, pero no imposible, conversaciones de como podríamos hacer las cosas. Comer, pasear, sexo, placer y merengue en calzones, ¿algo más?

Reencuentro 3: Panamá City, paée a ser la local y la anfitriona, pero aquí saltaban chispas, ¿encuentro? No, desencuentro, semana entera de  desencuentro, cara de culo, malas contestaciones de los dos lados. ¿Y ahora que? ¿Qué pasa? ¿Qué paso? Y mientras peleas hasta por que comer hoy a la noche, en la madrugada te pliegas perfectamente en los silencios de los cuerpos, que extraños somos los seres humanos.

Llegar al mar lo soluciono y pudimos reencontrarnos abajo del agua buscando al pez azul.

Cuarto encuentro en New York… Septiembre, y ¿que será? ¿amor? ¿pelea?¿desencuentro?

No lo sé, sólo sé que lo extraño, aún así con cara de culo, que lo quiero ver, que sus besos me gustan, y New York parte 2 será la definición…

Si lo hubiéramos sabido… ¿Qué?