Comenzar

Desde que me separe de mi ultima pareja, no tengo ganas de tener una relación formal con nadie, no estoy con ganas de tener sexo, lo extraño, aún lo amo, pero sé que nunca más voy a estar con él.

No se como será comenzar otra relación, le tengo mucho miedo al mal de amor, y comenzar otra vez con toda la historia de cuando le digo como le digo, lo aceptara, no sé si el VIH me lleva a relacionarme de otra forma con los hombres, no sé si el VIH me esta sacando las ganas de ser madre, el VIH o el activismo. El activismo es una pasión, trabajar con las personas y por las personas es una realidad que te llena el corazón.

Mientras tanto igual pienso que no estaría mal que alguien me endulzara la oreja y yo endulzársela a él, que me haga reír, eso sí que lo extraño tremendamente, que me haga reír hasta el cansancio.
No se que me deparara el destino, y como seguirá mi camino, solo espero que en paz, diversión y sin mal de amor.

Ahorita estoy en México, acaba de nacer la Red Nacional de Jóvenes con VIH, muchas historias, mucha fuerza, no sabíamos con que jóvenes nos íbamos a encontrar ahí, en que estado de salud emocional se iban a encontrar, y cuando comenzaron a hablar y contar sus cositas, sentí una fuerza un empuje, del dolor saldrán guerreros, del dolor saldrán activistas que lucharan por los DDHH de las personas, lo vivimos cada día, quizá más fuerte en el comienzo, pero ahí estamos articulando, conociéndonos apoyándonos.

Participaron tres mujeres, y presentía que esto podía ocurrir, y ¿cómo le hacemos entonces en México para que las mujeres jóvenes que viven con VIH se involucren más? ¿Por qué no pueden?, ¿por el machismo que ejercen sus parejas en las relaciones?, ¿porque no tienen tiempo?, ¿porque tienen que ocuparse de la casa?