Los sueños se pueden cumplir, si los deseamos con todo el corazón…

Mariana Iácono de vacaciones en Cuba.

Los sueños se pueden cumplir, si los deseamos con todo el corazón…

Desde que era niña soñaba despierta y dormida con conocer Cuba, durante la adolescencia este sueño se acrecentó debido a mis lecturas voraces sobre Ernesto Che Guevara, la Revolución Cubana y sus derivados.

2012, luego de tanto soñarlo se concretó, ahí estaba pisando suelo cubano. En la Habana lo primero que pensé fue: esto es Kosovo, parece dinamitada. Los primeros días sentí tristeza por muchos motivos, pero luego me fui acomodando.

Ahora hay que pensar en reestructurar mi ideología política, que era marxista guevarista, será que me transformare en indignada, o será que no funciono en Cuba, las dictaduras no son socialismo, pero ¿Yo puedo decir eso?, siento que tengo que llegar a casa y sentarme solo a pensar…

Derechos Humanos, y las personas no pueden salir de su país, ¿Derechos Humanos?, las personas no tienen acceso a la alimentación, a la comunicación.

¿Socialismo? No, esto no es socialismo.

Sueldos de 10 dólares al mes, de 25 dólares al mes.

Jóvenes estudiando carreras universitarias, con miradas tristes y sin visión de futuro.

Jineteras y Jineteros a la cacería de turistas para poder casarse y salir del país.

¿Eso qué es?

Aplaudo la supervivencia al bloqueo por 53 años, a medias aplaudo el modelo educativo, porque, porque si alguien estudia y se quiere ir a trabajar a otro lugar no tiene esa libertad.

20 días en Cuba maravillosos, llegue hasta la mitad de la Isla, en diciembre seguiré con el viaje.

El viaje continua, así que partí para Panamá, dejando en Cuba una Familia y amigos y amigas.

Para hablar de algunas cuestiones inevitablemente hay que conocerlas de cerca.

Les deseo un feliz 2012, y felices vacaciones. ¡Qué descansen!