El duende Viejo

duende

Sábado por la noche. Viene mi Padre al cuarto y me dice, en el canal 66 están dando una película del sida, que es buenísima. Pregunto ¿Cuál?, Filadelfia, una de un negro contesta. Mírala que es buenísima.

Y ahora para introducirlos e introducirlas les cuento que mi papa tiene 78 años y hace un mes y medio, está sordo, solo tiene un pequeño resto de audición. También les cuento porque escribí sida sin mayúscula: para no estigmatizar la palabra.

Continúo…

Cuando recibí el diagnóstico de mi serología vih positivo, mi padre, el “duende viejo”, tenía 70 años. Esto era una preocupación muy grande para mí y una complicación a la hora de trabajar con sus representaciones sociales del “SIDA”, y ahora lo escribo en mayúsculas y con comillas porque para él era la asociación indiscutida de sida muerte.

Un día de pasada escucho un pedazo de una charla que estaba teniendo con mi hermana, justamente sobre el test de vih, y que la semana próxima tendría el resultado. El me dijo:- “es lo único que te falta, esa enfermedad de drogadictos, de putos, de ladrones”.

A las horas de conocer mi resultado no dejaba de pensar en su reacción.

8 años después, lo tengo entrando en mi habitación invitándome a ver la película Filadelfia. Y le digo a la gordi ( la traducción de la gordi, es Mamá, pero MAMÁ con mayúsculas) “Qué ganas de ver esta película tiene este hombre, que fuerte debe estar con el tema, para ver la realidad de los años ochenta en cuanto a vivir con vih”. Entonces me acerco y le pregunto, “¿debes estar muy bien con este tema, que estás viendo esto, y el duende sabio, bello y viejo contesta, es un tema que me interesa, además es la realidad de cuando recién comenzaba la epidemia.

Él es una de las bases para que yo sea la mujer que soy,

Él es el hombre de mi vida,

Él me dió la magia para el sostenimiento de la adherencia a mi tratamiento,

Él es mi PAPÁ.

  • Me encantó.

    Este poquito que muestras de tu familia me parece admirable.

  • raiza mondragón

    qué bonito PAPÁ con mayúcula.