“Aún no era grande” de Estefanía Uribe Wolff: hacia la infancia, no desde ella


Pie de foto
Imagen de Sílaba Editores www.silaba.com.co

La única patria que tiene el hombre es su infancia—RainerMariaRilke

Hace un par de meses, cuando leí por primera vez “Aún no era grande” pensé inmediatamente en eso de que “lloramos al nacer por haber venido a este mundo de dementes”, como dijo alguna vez Shakespeare. Tuve que tomarme un largo respiro después de la primera lectura para tratar de entender porqué me había resultado tan conmovedor, tan fuerte, por qué me había conmocionado tanto este pequeño libro de cuentos que se narran hacia la infancia. Hacia la infancia, no desde ella.

Los cuentos de Estefanía Uribe Wolff le prestan al lector ojos nuevos para ver el pasado, para revisitar su propia niñez a través del descubrimiento del mundo y las palabras que el personaje hace en compañía de sus amigos imaginarios —presencias mucho más reales y determinantes que los adultos—. Por otra parte, las historias se conectan a partir de pequeños objetos totémicos —el coqueo, las paletas de limón, el arcoíris en la manguera—, referencias literarias y posturas políticas que sin embargo, se encuentran muy lejos del cliché de la literatura juvenil del alma atormentada o de la trivialización de la vida interior del niño.

En “Aún no era grande”, Uribe logra transmitir con precisión y sutileza el ritmo misterioso de la infancia en el que los eventos se presentan por fuera de la linealidad de la plana adultez y a partir de ese peculiar despliegue de los hechos narrados, las impresiones de la mujer adulta no adquieren un tono aleccionador ni racionalizan fríamente el pasado sino que se dirigen a él como la clave para comprender el mundo verdaderamente.
La relación del personaje con la enfermedad, las adicciones, el placer, el amor, carece de la pretensión “contracultural”, “rebelde” de muchos autores jóvenes que la convierten en pose porque precisamente es a través de los ojos maravillados de la infancia que esa relación es presentada al lector. De esta manera, Estefanía Uribe escapa al exhibicionismo fácil donde la persona del autor, su pose de autor —lamentablemente para muchos otros autores jóvenes—pareciera mucho más importante que las palabras.

No sorprende, en todo caso, que Uribe se diferencie de los autores de paso/pose de la mal llamada literatura “joven” en Colombia pues su amor por las palabras es manifiesto en las columnas sobre dudas ortográficas que escribió para El Tiempo y su participación en PROLE donde no solamente aclara cuestiones relevantes sobre el uso del idioma sino además revela su opinión, en algunas ocasiones, sobre el ejercicio de la escritura creativa. “Me gusta contemplar las palabras, aprenderlas, conocer su morfología y su significado para después juntarlas”, dice en su página de Facebook.

El genuino amor por cada una de las palabras puestas en los relatos de “Aún no era grande” es seguramente lo que conmueve y permite al lector identificarse, pues le deja verse a sí mismo en las historias, dirigirse a su propia inocencia y no asistir a una simple descripción de experiencias ajenas. No hay en los cuentos de Estefanía Uribe una pretensión de originalidad o excentricidad sino que, por el contrario, hay una mano que se extiende hacia el lector, una intención de comunión, un honesto deseo de comunicarse incluso con esos adultos indiferentes y absurdos, como los dementes de la cita de Shakespeare[2].

[1]Sílaba Editores, Colombia, 2013
[2]El libro estará disponible en Bogotá en las librerías Nacional, Lerner, Fondo de Cultura Económica, Alejandría, La Madriguera del Conejo, Casa Tomada, Universidad Javeriana, Universidad Sergio Arboleda, Universidad de Los Andes, Universidad Nacional, Siglo del Hombre, Arte y Letra, Casa Silva y Artemis.

  • Angelic Ann

    Es Dr.EBHOSE usted puede email él si necesita su ayuda en su relación,
    prometen you.Your problemas se resuelven de inmediato. Después de estar en
    relación con él durante siete años , él me dejó , yo hice todo
    posible traerlo de vuelta atrás, pero todo fue en vano . Yo quería que él la espalda
    por el amor que siento por él, le suplicó , pero él se negó hasta que
    explicado mi problema con alguien en línea y ella me sugirió que debería
    más bien por correo un lanzador de hechizos que podrían ayudarme a un hechizo que le trajera
    espalda, pero yo soy el tipo que nunca creen en hechizos , no tenía más remedio que
    Pruébalo, envié el lanzador de hechizos , me dijo que no había problema que
    todo va a estar bien antes de tres días, que mi ex se vuelve a mí
    antes de los tres días, él lanzó el hechizo y, sorprendentemente, en el segundo día ,
    eso fue alrededor de las 4:00 de la tarde. Mi ex me llamó , yo estaba tan sorprendida, me contestó el
    llaman y lo único que dijo fue que estaba tan mal por todo lo que pasó ,
    que quería volver a mí, que me encanta tanto. Yo estaba tan feliz y
    sorprendido. Desde entonces, he hecho una promesa de que todos los que conozco se
    nunca tener un problema de relación , que me voy a referir a el hechizo
    lanzador de ayudarlos. Cualquiera podría necesitar la ayuda del hechicero , su
    ebhodaghespell@gmail.com email
    Él también lanzó tantos sortílega ,

    ( 1 ) quiere que su ex atrás .
    ( 2 ) Usted siempre tiene pesadillas.
    ( 3 ) Para ser promovido en su oficina
    ( 4 ) ¿Quieres un niño.
    ( 5 ) ¿Quieres ser rico.
    ( 6 ) que desee mantener su esposo / esposa sea sólo suya para siempre.
    ( 7 ) la necesidad de asistencia financiera.
    8 ) ¿Quieres estar en control de que el matrimonio
    9 ) ¿Quieres que atraerán a la gente
    10 ) La falta de hijos
    11 ) ¿NECESITA UN MARIDO / MUJER
    13 ) CÓMO GANAR SU LOTERÍA
    14 ) PROMOCIÓN HECHIZO
    15 ) HECHIZO DE PROTECCIÓN
    16 ) HECHIZO DE NEGOCIO
    17 ) HECHIZO DE TRABAJO BUENO
    18 ) cura para cualquier enfermedad / h.i.v.
    Póngase en contacto con él hoy en : ebhodaghespell@gmail.com

  • Any One

    literariamente, no me gustó, redundante, repetitivo, ni edición tiene, hay partes duplicadas…
    psicológicamente me pareció un relato interesante, debe ser muy difícil ser travestí en un lugar tan parroquial como Colombia.
    La contradicción que no puedo superar es que se justifique la ansiedad y la depresión con la productividad capitalista. Es decir, son experiencias malas si nos hacen perder el foco del trabajo, pero buenas si nos hacen más productivos? la persona que escribe parece estar en desacuerdo con los valores capitalistas, pero al final los usa como justificación de esas formas “diversas” de sentir. No hay felicidad en estar ansioso y/o deprimido, no importa cuán productivo seas en ese estado.

  • All over the place

    Que laaaaaaargo y all over the place. Tenía expectativas distintas del texto, seguro menos positivas e idealistas, por lo que la conclusión me frustro. De nuevo pienso, hay tanta cosa que es difícil concentrarse en una y que unx (para usar el recurso tan molesto pero intensionado del autxr) sienta que se identifica y le gusta. Haber hecho por ejemplo la ansiedad y la depresión travesti daba para un texto igual de largo pero con una sola cosa. Me gusta como escribe, sólo que casi siempre tengo más expectativas.

  • Esto me anima a comprar el libro de Tefa.